Una cuarta parte de los electores ha cambiado de opinión en el último mes

El Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, el Programa Estado de la Nación (PEN) y varios centros académicos[1] dieron seguimiento a la opinión política de 1.800 personas durante los meses de octubre y noviembre.

A diferencia de las encuestas normales, en un estudio de este tipo (denominado panel electoral) se entrevistan a las mismas personas, que fueron contactadas por medio de llamadas a sus teléfonos celulares. Un panel tiene la ventaja de que permite llevar el pulso de la campaña electoral midiendo los cambios que presentan los mismos individuos, cosa que las encuestas normales no pueden hacer. 

El principal hallazgo es que en el primer mes de la campaña electoral 2018 -al igual que en 2014- las preferencias de los votantes son muy cambiantes, y que esta fluidez no se capta adecuadamente por el análisis convencional de encuestas, dado que éstas solo captan porcentajes generales de apoyo a un candidato, sin distinguir si una parte del electorado dejó de apoyarlo y ganó simpatía de otros.

El panel reporta que 1 de cada 5 electores que tenía candidato en octubre ahora se declara indeciso. Por su parte, 1 de cada 4 personas que manifestaron estar indecisos en octubre se decidieron por un candidato a inicios de noviembre. Estos datos se desprenden de la comparación de las respuestas de los entrevistados en octubre y en noviembre. Interesantemente, mediante el mismo instrumento, solamente el 12% de los entrevistados reportaron haber cambiado su opinión. Pareciera como si muchos no están plenamente conscientes de su propia variabilidad.

La encuesta de noviembre del CIEP-UCR publicada en el Semanario Universidad, sin embargo, no reporta grandes cambios en la proporción de indecisos en relación con octubre (40% a 37%) ni en las personas que tienen candidato (49% a 48%). ¿Por qué no se refleja la fluidez de las preferencias en estos datos, si tienen la misma fuente?

La principal razón es que los movimientos de los individuos de una posición a otra, cuando se suman y se ven en conjunto, se cancelan mutuamente porque van en direcciones opuestas.

El PEN y el CIEP han decidido revelar esta información para evitar una lectura equivocada de la encuesta de noviembre: la campaña no está “congelada” y hay una notable fluidez en las opiniones políticas.

Tenemos información sobre la volatilidad de la intención de voto, que también sabemos está siendo muy cambiante. Sin embargo, requerimos mediciones posteriores de este panel antes de reportar las tendencias en este tema.

En esta figura vemos los cambios en las preferencias de los votantes entre octubre y noviembre.

[1] Esta encuesta se realizó con el apoyo de Radioemisoras UCR - ODI -Semanario Universidad - PEN – LAPOP y CIEP

Por favor llene todos los datos

cargando

Correo enviado exitósamente