¿Cómo se elige a los diputados en Costa Rica?

Los 57 diputados en Costa Rica son electos mediante mecanismos que “magnifican la derrota de los perdedores y la victoria de los ganadores”. Esta contribución describe de manera sencilla la forma de elección de los legisladores.

Los diputados costarricenses son designados por provincia. Las provincias más pobladas eligen más diputados. Por ejemplo, en San José se nombran 19 legisladores, mientras que en Guanacaste se nombran 4. Para entender cómo son asignadas las curules de la Asamblea Legislativa se utilizan dos procedimientos que se describen a continuación:

Primer mecanismo de asignación

El primer mecanismo es dividir la cantidad de votos válidos entre el número de escaños legislativos en cada una de las provincias. A la cifra que se obtiene de esta operación se le llama cociente electoral y constituye el primer umbral para que un partido político alcance escaños.

A manera de ilustración, en la provincia de Heredia en la elección de 2014 se registraron un total de 220.255 votos y el número de curules a elegir era de 6. Utilizando el procedimiento mencionado anteriormente, el cociente electoral ascendió a la suma de 36.709 votos. Un partido que haya obtenido esa cifra de votos o más, se queda con un escaño legislativo, o con más de uno en caso de que su cantidad de votos supere significativamente este primer umbral. Dicho de otra manera, por cada votación de un partido, equivalente a un cociente electoral, la agrupación se adueña de una curul. Si la votación alcanza para dos cocientes se le asignan los dos.

Siguiendo con el mismo ejemplo, el PAC obtuvo 69.360 votos y el PLN 52.559. Con esa cantidad de votos ambos partidos tuvieron derecho a un escaño por cociente cada uno, pero no le alcanzaba, a ninguno de ellos, para una segunda curul por este primer mecanismo, por lo que era necesario recurrir a un segundo procedimiento para distribuir el resto de escaños, como se mencionará enseguida.

Los votos “sobrantes” después de restarles la cifra del cociente fueron 32.651 en el PAC ( = 69.360 - 36.709) y 15.850 en el PLN ( = 52.559 - 36.709). Estos residuos van a ser claves en el segundo procedimiento de distribución, pues de las 6 curules disponibles se asignaron únicamente 2 en esta primera etapa.

Segundo mecanismo de asignación

Cuando ningún otro partido posee una cantidad de votos igual o mayor al cociente electoral entra en juego el segundo procedimiento denominado cifra residual. En este segundo mecanismo, los partidos se ordenan de mayor a menor según los votos recibidos y se le asigna una curul a aquella agrupación cuya votación total (o la resultante de los residuos obtenidos después del primer procedimiento) sea igual o mayor a la mitad del cociente electoral.

A este segundo umbral se le conoce como subcociente electoral, y es la segunda barrera que deben superar los partidos para conseguir diputados. En Heredia en 2014 ese subcociente fue de 18.354 votos.

Al ordenar a los partidos de acuerdo a sus votos de mayor a menor, las 4 curules pendientes son asignadas de la siguiente manera: uno al PAC con los 32.651 votos, uno al FA con 28.053 sufragios, uno al PUSC con 20.149 votos y el último al PLN con 15.850 votos. Al FA y al PUSC la votación obtenida no les alcanzó para superar el cociente (primer umbral), pero sí para superar el subcociente. En el caso del PAC y del PLN los residuos de votos después de asignadas las primeras dos curules le bastaron para obtener un escaño cada uno en esta segunda etapa.

Distorsiones del sistema de asignación de curules

En la elección de la que hemos venido hablando, el ML obtuvo 16.682 votos. Esa cantidad de votos es mayor que el residuo del PLN de 15.850. ¿Por qué entonces el ML no obtuvo ninguno de los escaños en disputa? Por dos razones. La primera, porque no superó el umbral del cociente y la segunda porque no alcanzó a superar el umbral del subcociente. El caso del ML no es el único paradójico en nuestra historia, hay otros incluso más paradigmáticos.

En la elección de 1994 en Heredia el Partido Fuerza Democrática (FD) obtuvo una votación mayor que el residuo de votos de cualquier otro partido, no obstante, le sucedió lo mismo que al ML en 2014 pues no alcanzó ninguna curul. Cuatro años más tarde (en 1998) FD obtuvo el 7% de los votos en Heredia y el 5% en Cartago con el mismo resultado. 

Por último, en la elección municipal de 1978 en Moravia (en la que se usan las mismas reglas de asignación) se emitieron 9499 votos válidos. El cociente fue de 1.899 votos y el subcociente de 950 sufragios. En esta oportunidad el Partido Pueblo Unido obtuvo 962 votos (12 más que el subcociente), sin embargo su residuo de votos era inferior a los del PUSC y del PLN, por lo que con el 10% de la votación recibida no alcanzó siquiera una de las curules municipales en disputa. 

Como se aprecia en el gráfico las reglas para transformar votos en escaños dieron como resultado dos composiciones de la Asamblea Legislativa distintas: una claramente bipartidista (1994-1998) y otra multipartidista (2014-2018).

Distribución de curules por partido político en 1994 y 2014

Por favor llene todos los datos

cargando

Correo enviado exitósamente