¿Fue decisiva la religión en las elecciones de febrero?

Por primera vez en la historia reciente del país han surgido interrogantes acerca del rol que pudo tener la religión en la decisión del voto en 2018. Este un tema poco explorado que, dados los resultados electorales, merece ser estudiado con mayor detalle. 

Mucho se ha especulado acerca de cómo se distribuyó el voto según la denominación religiosa de los electores. Dos de cada tres costarricenses (66%) son católicos según los datos del Barómetro de las Américas, un 17% se declara evangélico y el 17% restante dice tener otra religión o es ateo.

Con la información disponible del panel de electores del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica y el Programa Estado de la Nación (PEN) es posible responder a preguntas como: ¿por quién se inclinaron los católicos? o, ¿a quién respaldaron los evangélicos? en la primera ronda electoral.  

El principal hallazgo de este ejercicio es que sobresalen diferencias importantes en el apoyo a los 4 candidatos con el mayor respaldo según denominación religiosa. Por ejemplo, el 76% de los que votaron por el PLN y el 86% de los que lo hicieron por el PUSC provino de los católicos. Por su parte, entre los que apoyaron al PAC el 52% se declara como católicos y el 13% evangélicos. En cuanto a los que respaldaron a Restauración Nacional (RN) el 70% es evangélico y el 20% tiene afiliación católica.

Al respecto, aún es temprano para afirmar (o desmentir) que la religión fue determinante en los resultados. No obstante, el principal desafío para ambos candidatos sigue siendo la expansión de sus apoyos planteando iniciativas que trasciendan los aspectos relacionados estrictamente con las creencias religiosas de sus simpatizantes.  

Gráfico: porcentaje de apoyo según afiliación religiosa. Febrero 2018

Por favor llene todos los datos

cargando

Correo enviado exitósamente